Búsqueda
MENÚ

La pasión de Tais: enseñar

Publicadosss 30 Mar 2022

Algunas sillas amarillas, cuadernos y un tablero llenan el pequeño espacio hecho con muros de madera. Allí se escuchan voces de niños y niñas que entran y salen. Este es el lugar que Tais Valor de 36 años, venezolana, ha construido en su propia casa para hacer actividades de aprendizaje con niños y niñas que están fuera de la escuela en Colombia.

Huir

Hace dos años, Tais salió de su país junto a su esposo y sus dos hijos durante la noche y llegaron a Colombia.

“Lo más difícil fue llegar a un lugar donde no conocía a nadie. Antes, teníamos una condición estable. Aquí llegamos a vivir en una carpa. A veces teníamos qué comer y otras veces no” recuerda Tais que es profesora de profesión.

En ese mismo momento, la pandemia provocó el cierre de las escuelas y no había espacio para una profesora venezolana recién llegada y sin documentos.

Durante un largo tiempo, la familia tuvo dificultades para subsistir.

Tais tomó la decisión de ir de casa en casa ofreciendo lo que sabía hacer mejor: enseñar y reforzar conocimientos escolares. Con el aporte de varias mamás y papás logró mantener a su familia, mientras ayudaba a niños y niñas que estaban lejos de las aulas.

Mi casa es para enseñar

“Cuando yo trabajaba en Venezuela cumplía con mi trabajo. Pero aquí entendí que enseñar es mi verdadera pasión. Amo enseñar”, dice Tais.

Con ayuda de varias personas migrantes en Colombia, logró construir una casa de madera para su familia y se aseguró de separar un espacio que ahora funciona como salón para niños y niñas migrantes y colombianos que están fuera del sistema educativo. De forma voluntaria y con sus propios recursos, hace actividades que refuerzan el aprendizaje de las letras, la lectura y los números.  

Desplazamiento transfronterizo

Desde enero de 2022, los enfrentamientos armados cerca de la frontera entre Colombia y Venezuela ocasionaron que más de trecientas de familias venezolanas cruzaran la frontera en busca de un lugar seguro, según cifras de OCHA y GIFMM.

“Así como llegaron ellos a vivir en carpas, llegué yo” cuenta Tais que se acercó a sus connacionales recientemente desplazados para ofrecer lo que estaba en sus manos “hablé con los papás y las mamás por si querían que yo les enseñara a sus hijos. Ellos pensaban que era solo cuestión de semanas para volver, pero no fue así” recuerda.

Aprender en medio de la migración y el desplazamiento

En las mañanas, el salón de Tais se llena con al menos 20 niños y niñas venezolanos desplazados y colombianos que están fuera de la escuela. Sus actividades lúdicas hacen que los niños y niñas sigan aprendiendo mientras logran ingresar a la educación formal.

“La escuela me prestó un tablero y algunos pupitres. Yo utilizo los cuadernos con hojas desocupadas de mis hijos, colores que tengo del año pasado y ayudo a todos los que me lo piden”.

Gracias a la financiación de la Unión Europea, llegamos con el Consorcio MIRE para brindar alimentos, salud, elementos de higiene y ayuda legal a las decenas de familias que atravesaron la frontera y a la comunidad que las acogió.

Además, brindamos útiles escolares para que las niñas y niños siguieran aprendiendo y fortalecimos los conocimientos de profesores como Tais para continuar enseñando en medio de una emergencia como esta.

Hoy

“Yo me emocioné muchísimo cuando me llamaron a recibir el taller de educación. Aprendimos sobre las leyes internacionales que nos protegen, nuestro derecho a recibir la salud en Colombia y hasta cómo diagnosticar si un niño tiene algún problema emocional. También a mejorar su ánimo para aprender” dice.

Ahora sus estudiantes tienen cuadernos, colores y libros nuevos para para seguir las actividades de la profesora Tais que pone en práctica sus nuevos conocimientos: “Es muy importante atender a los niños. Yo me enfoco siempre en lo emocional, porque pasar de tenerlo todo a no tener nada es un impacto muy fuerte para ellos”.

En una zona altamente vulnerable, afectada por el conflicto armado, el desplazamiento e impactada por la migración como las comunidades fronterizas, promovemos el aprendizaje en medio del desplazamiento para llevar esperanza a niños y niñas indistintamente de su nacionalidad.

Noticias Relacionadas

22 Abr 2022

Colombia: Nueva ola de violencia amenaza a la población del Magdalena

Casi 800 personas han huido de la vereda La Secreta como consecuencia de combates armados. Una semana después de los primeros desplazamientos hay personas que siguen huyendo de la violencia. “Media hora después de haber empezado los primeros tiros empezó la gente a abandonar la vereda”, dijo una persona desplazada al Consejo Noruego para refugiados […]

8 Abr 2022

Colombia: 270.000 personas afectadas por la violencia en dos meses

Los colombianos se enfrentan a un peligroso aumento de la violencia, el desplazamiento y las necesidades humanitarias, al conmemorarse mañana el Día de las Víctimas. «El aumento del conflicto y la violencia han destruido la promesa de paz para muchos Colombianos. El Gobierno y los grupos armados deben unirse y ponerse de acuerdo para poner […]

31 Mar 2022

Colombia: ¡Mejoramos espacios para asistir a población migrante en Nariño!

Para promover que la población migrante en tránsito por la frontera sur de Colombia acceda a servicios humanitarios, el Consejo Noruego para Refugiados (NRC) ha mejorado las instalaciones del único Centro de Orientación y Atención a Migrantes (COAMIR) que asiste a miles de personas en esta zona del país. Una acción realizada con la financiación […]

Derechos Respetados y Personas Protegidas