El crimen organizado y la violencia ha creado una devastadora crisis humanitaria en el norte de América Central (NCA). Las tasas de asesinatos en El Salvador se encuentran entre las más altas del mundo.

PANORAMA HUMANITARIO

El desplazamiento causado por la violencia generalizada está afectando a las comunidades en El Salvador al igual que en Guatemala y Honduras. Cerca de 700,000 personas han sido desplazadas internamente dentro de estos países. Las pandillas ejercen un fuerte control territorial. La extorsión, las restricciones a la movilidad, las amenazas y la intimidación, el secuestro, la violencia sexual y los homicidios son comunes. 

Las masacres ocurren regularmente. Este contexto ha sido comparado con una situación de guerra. Los desplazados internos viven en barrios marginales o asentamientos informales en grandes ciudades cada vez más controladas por pandillas y carecen de servicios básicos, educación y oportunidades de ingresos. A pesar de los incipientes esfuerzos del gobierno, la incapacidad de los gobiernos para proteger a las personas obliga a muchos a huir de sus países. 

La mayoría huye a México y los Estados Unidos o a Costa Rica y Panamá. Cientos de miles son deportados a sus países de origen, donde requieren asistencia y protección. En 2018, los salvadoreños junto a los hondureños, guatemaltecos y mexicanos se encontraban entre las diez principales nacionalidades que solicitaban asilo en el mundo.

Nuestra operación

En El Salvador, trabajamos en asociación con la Cruz Roja Noruega y la Cruz Roja Salvadoreña. Las personas que huyen de la violencia a menudo permanecen anónimas por temor a represalias. Esto dificulta que las organizaciones humanitarias, incluida la NRC, lleguen a ellos.

EDUCACIÓN

En El Salvador, nuestro objetivo es garantizar que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes tengan acceso a la educación y a escuelas seguras.

A través de nuestros equipos:

INFORMACIÓN, ORIENTACIÓN Y ASISTENCIA LEGAL (ICLA) 

Para proteger a las personas salvadoreñas que tuvieron que huir de sus hogares, nosotros: